Ya sea por descuidos o falta de tiempo, la limpieza de tuberías es una labor que prácticamente dejamos en el olvido hasta que nos damos cuenta de que se estanca el agua en el lavabo o cualquier otra parte de nuestra instalación hidráulica.


El problema puede ir más allá de las molestias que genera por no desaguar de forma eficaz, ya que este tipo de atascos en las tuberías y coladeras es propicio para la proliferación de bacterias y fauna nociva, como las cucarachas.


Para evitar cualquiera de estos escenarios te compartimos los siguientes consejos para limpiar y mantener en buen estado las tuberías:


  • Usa protecciones en todos los accesos de las tuberías, como tarjas de cocina, sanitarios, ducha y lavabo. Estas protecciones permitirán el paso del agua y evitarán que se cuelen residuos sólidos.
  • Limpia los protectores siempre de forma periódica, tirando los residuos en la basura ayudándote con papel higiénico o servilletas de cocina. Nunca uses el chorro de agua pues esto solo hará que los residuos se introduzcan finalmente a la tubería.
  • Para evitar la acumulación de fibras de cabello es indispensable ayudarse con unas pinzas para retirarlas de forma eficaz de los accesos a las tuberías, ya que son tan delgadas que inevitablemente tienden a introducirse por el desagüe de bañeras y duchas incluso a través de los protectores.
  • Evita echar grandes cantidades de papel higiénico al WC, y en si accidentalmente cae algo dentro, no hay que tirar de la cadena. Usa guantes y/o unas pinzas para extraer el objeto. Recuerda que este tipo de obstrucciones pueden suponer incluso picar paredes y pisos, lo que genera grandes gastos.
  • En la cocina, hay que cuidar de retirar totalmente los restos de grasa y aceite, pan, harina, verdura, granos, fideos, huesos y demás desperdicios que quedan en las vajillas y utensilios de cocina, antes de depositar estos en el fregadero ya que con el tiempo forman sedimentos en el interior de las tuberías que progresivamente van disminuyendo el paso libre del agua.


Por supuesto si piensas hacer cualquier trabajo de remodelación, asegúrate de pedir la asistencia profesional de un plomero para que realice las adecuaciones correspondientes, evitando la contaminación prematura de tu instalación hidráulica por polvo o descuido en el manejo de materiales de construcción o cualquier otro tipo de objetos.


¡Comunícate con nuestros representantes para solicitar una valoración de tu proyecto y con gusto te asesoraremos!