INSTALACIONES SANITARIAS



Por definición, la instalación sanitaria es el conjunto de tuberías de conducción, conexiones y obturadores hidráulicos en general, que se integran a una edificación para garantizar la óptima captación, conducción y evacuación de aguas residuales y pluviales.




Las instalaciones sanitarias también deben contar con obturaciones o trampas hidráulicas, para evitar la filtración de gases y malos olores producidos por la descomposición de las materias orgánicas acarreadas en los espacios habitables del inmueble.




Las instalaciones sanitarias deben proyectarse procurando sacar el máximo provecho de las cualidades de los materiales empleados, e instalarse en la forma más práctica posible, previendo un mínimo de mantenimiento, el cual consistirá en condiciones normales de funcionamiento en dar la limpieza periódica requerida a través de los registros.




No debe olvidarse de cumplir con las necesidades higiénicas, la eficiencia y funcionalidad que son requeridas en las construcciones actuales, planeadas y ejecutadas con estricto apegado a lo establecido en los Códigos y Reglamentos Sanitarios, que son los que determinan los requisitos mínimos que deben cumplirse para garantizar el correcto funcionamiento de las instalaciones particulares, que redundan en un óptimo servicio de las redes de drenaje general.




Ya sea para su proyección o mantenimiento, es necesario contar con la asistencia de personal capacitado para asistirte en todo lo referente a esta importante parte de tu inmueble.